El Error que casi todo el mundo comete al hacer publicidad en Facebook

El Error que casi todo el mundo comete al hacer publicidad en Facebook

El Error nº1 que estás cometiendo al hacer publicidad en Facebook

Si estás leyendo este artículo en tu teléfono móvil te sugiero que lo pongas en horizontal para ver bien todas las imágenes.

¿Funciona la publicidad en facebook?

Si, y funciona muy bien. Lo que ocurre es que la mayoría de personas que la usan lo hacen en un modo muy básico y eso no permite aprovechar esta herramienta al máximo de sus posibilidades. Si te tomas 5 minutos para leer este artículo vas a descubrir el error Nº1 que casi todo el mundo comete al crear sus anuncios.

Y además al final del artículo, tengo un regalo que creo que te va a ser muy útil si quieres aumentar tus conversiones y minimizar la inversión que estas haciendo con Facebook Ads.

La segmentación de públicos en facebook

Imagínate que quieres hacer un anuncio para captar clientes para tu sesiones de coaching online.

Lo único que sabes es que necesitas llegar a personas que:

  • estén interesadas en coaching,
  • que vivan en España,
  • con una edad comprendida entre 30 y 50 años,
  • que tengan suficiente poder adquisitivo como para permitirse pagarte las sesiones.

¿Así de simple no? Solamente tendrás que segmentar a personas que tengan interés en coaching y en algunas terapias relacionadas. ¿Pero como llegar a personas que tengan más poder adquisitivo?

Pues por ejemplo enviando tus anuncios a personas que les interese iphone o les interesen los artículos de lujo. Incluso podrías llegar a pensar en que tu anuncio se muestre a personas que sean compradores habituales en Facebook. ¡Estupendo! Ya lo tenemos.

Podrías hacer lo siguiente, y probablemente es lo que estarás haciendo:

Tendrías este público potencial y pensarías ¡wow! 7.100.000 personas que pueden estar interesadas en mis sesiones.

Hubieras segmentado tus intereses así:

 

Pero fíjate en un pequeño detalle:

¡EXACTO! Mira lo que Facebook te dice ahí: INCLUIR personas que cumplan, al menos, UNA de las siguientes condiciones.

Eso quieres decir que tu anuncio se va a mostrar a personas que les interesen los articulos de lujo aunque no le interese el coaching, ni Iphone ni sean compradores habituales. es decir, Facebook le va a mostrar tu anuncio a personas que tengan cualquiera de esos intereses pero no todos.

Imáginate la cantidad de personas que estarán viendo tu anuncio y que no les interesan las sesiones de coaching lo más mínimo.

Oye, y además Facebook te está cobrando por mostrar tus anuncios a esas personas.

Por otra parte mira el tamaño del público ¡7.100.000 de personas! Encontrar ahí a tu cliente va a ser como buscar una aguja en un pajar. Vas a necesitar darle mucho dinerito a Facebook para sondear un público tan grande.

Pero presta atención a esto:

¿Que hemos hecho ahora? Fijate que el público ha bajado de 7.100.000 personas a solo 200.000, esto ya va pareciendo más razonable.

Pero la clave no es esa. La clave es que ahora tu anuncio lo van a ver personas que cumplan con todas las condiciones que has marcado. Es decir que tengan esos 4 intereses a la vez.

¿Cómo se tiene que segmentar en facebook entonces?

La clave entonces es que tienes que segmentar tus intereses por separado, cada uno en un grupo aparte.

Primero segmentas coaching:

Y luego le das al botón acotar audiencia para que se abra otro grupo de segmentación debajo:

Y así continuas segmentando hasta que tengas todos tu intereses acotados por separado.

Boom! Solamente con este pequeño cambio tus anuncios van a llegar a personas potencialmente mucho más interesadas en tu productos y servicios.

Eso significa: Menor gasto y mayor rentabilidad.

¿Fácil no? Mis clientes siempre me dicen: es fácil cuando te lo explican.

Pero esto es solo la punta del iceberg de todo lo que puedes hacer con Facebook Ads para aumentar tu conversión y ahorrar mucho dinero en tus anuncios.

Te voy a contar un último truquillo si todavía quieres afinar más tus públicos.

Habiamos dicho que necesitabamos una audiencia que:

  • estén interesadas en coaching,
  • que vivan en España,
  • con una edad comprendida entre 30 y 50 años,
  • que tengan suficiente poder adquisitivo como para permitirse pagarte las sesiones.

Y habíamos segmentado de esta manera:

Pero presta atención a esto ahora:

Normalmente los intereses generalistas son un poco ambiguos porque no sabemos como Facebook recoge esos datos.

Entonces segmentar por personas que les interesa coaching puede ser muy amplio y puede que en ese público haya muchas personas que realmente no sienten interés real por el coaching. Por otra parte, si segmentamos a personas que les interese Iphone, no significa que posean uno, solamente que el algún momento han entrado en contacto con esa marca. Y si profundizamos un poco nos podemos dar cuenta que podemos buscar más segmentaciones también para un público de alto nivel adquisitivo.

Observa este ejemplo:

¿Qué hemos hecho ahora? Míralo bien.

En lugar de segmentar por coaching, estamos segmentando por los coach más relevantes que existen en el mundo: Tony robbins o Harv Ecker Así nos aseguramos que nuestros anuncios van a llegar a personas que siguen a estas personas públicas que se dedican a la motivación y el coaching. Y nos aseguramos que estás personas sean ya, personas minimamente motivadas a recibir sesiones de coaching.

En la siguiente acotación no nos limitamos a poner «artículos de lujo» sino que hemos buscado más intereses relacionados como personas que viajan e primera clase o bussines, que acuden a resorts de lujo o que les interesan las propiedades inmobiliarias.

¿Crees que las personas con estos gustos e intereses pueden ser personas de alto nivel adquisitivo?

Pues eso.

Además, en lugar de segmentar a personas que les interese Iphone, hemos segmentado a personas que acceden a Facebook con un Iphone o que son propietarios de uno. Así nos aseguramos que realmente usa un Iphone y que no solamente les interesa. Eso es segmentación por comportamientos en lugar de por intereses.

Y por último en la parte de compradores que ha interactuado también hemos añadido a personas que estén interesadas en compras por internet, para así, aumentar las posibilidades de llegar a compradores.

Con esta segmentación se nos ha quedado un público de 78.000 personas potenciales. Un público en el que nos va a resultar mucho más sencillo encontrar a nuestros clientes. Y que además vamos a poder sondear al completo con mucha menos inversión.

Date cuenta que con unos pequeños cambios hemos aumentado mucho las posibilidades de encontrar a nuestros clientes en Facebook y además hemos reducido mucho la inversión que tenemos que hacer para hacerlo.

Como te decía, esto es solo una pequeña muestra de todas las posibilidades de lo que la plataforma de publicidad Facebook Ads te ofrece. Solo el principio.

Espero que esta información te haya resultado muy útil y que comiences a aplicarla en tus próximas campañas.

Aún así por la experiencia que tengo de muchos años ayudando a emprendedores se que todo esto te puede resultar abrumador. No te preocupes y sigue leyendo.

 

Si quieres aprender a usar Facebook Ads como un experto y que tus anuncios sean mucho más rentables, atraer clientes y disminuir tu gasto en publicidad, rellena el formulario para solicitar una sesión de valoración gratuita y acceder al programa personalizado «Facebook gurú» En el que te guiaré personalmente a:

  1. Entender como funciona la publicidad en Facebook para sacarle el máximo partido para tu negocio.
  2. Cómo estructurar tus campañas para obtener el mayor rendimiento.
  3. Cómo crear campañas y anuncios partiendo de 0 desde el administrador de anuncios para tener un mayor control sobre tu gasto y tus estadísticas.
  4. Cómo segmentar tus campañas a públicos nuevos sin cometer errores. te ayudaremos a crear tu cliente ideal y tus públicos personalizados.
  5. Cómo mostrar tus anuncios a personas que han visitado tu web o han interactuado con tus publicaciones. Enseñar el anuncio perfecto a la persona perfecta en el momento perfecto.
  6. Cómo hacer que un cliente pase de ser un cliente frío a un cliente caliente y aumentar tus oportunidades de venta.
  7. Cómo crear diferentes anuncios dentro de una misma campaña para aumentar tus conversiones y disminuir tu gasto.
  8. Cómo crear un embudo de ventas en Facebook para captar clientes potenciales para tu negocio.
  9. Cómo crear conversiones personalizadas para tener un mayor control sobre el gasto y el rendimiento de tus campañas.
  10. Cómo automatizar los procesos en Facebook Ads para minimizar la inversión en tiempo que le dedicas a tu publicidad.

Rellena el formulario para que nos pongamos en contacto contigo y agendar tu sesión gratuita.

¿Tienes web?

-

ACERCA DEL AUTOR DE ESTA ENTRADA:

Hugo Lega es el creador y director de Marketing Consciente donde ayuda a empresas y profesionales a impulsar sus proyectos y negocios desde el corazón a través de estrategias, técnicas y herramientas de eficacia probada basadas en su experiencia y en los resultados de cientos de clientes que ya las están aplicando en su vida y en sus negocios.

Cómo puedes sanar tu dolor con el dinero

Cómo puedes sanar tu dolor con el dinero

Cómo Sanar el dolor que te produce el dinero

 

11 Compartir

 

¿El dinero duele?

Si, y mucho. El dinero o más bien la falta de él y la impotencia para conseguirlo, es uno de los dolores más importantes e intensos en nuestras vidas.

¿Cuantas veces has ido a pagar y has sentido una sensación incomoda en el pecho?

¿Cuantas veces sientes ansiedad al mirar tu cuenta bancaria?

¿Cuantas veces te has dicho a ti mismo «no me lo puedo permitir»?

O quizás sientes que tienes que trabajar en algo que no te gusta o incluso te desagrada, solamente porque necesitas el dinero. Es decir, la necesidad de dinero te está obligando a hipotecar tu vida y a malgastarla en pos de tu supervivencia.

¿Como no vas a odiar el dinero si controla la mayor parte de tu vida y te obliga constantemente a hacer cosas que no quieres hacer?

Y ¿Como puedes entonces tener una buena relación con algo que en tu interior odias profundamente?

Es odio genera una sensación de rechazo inconsciente. Es normal.

Es decir, estás rechazando el dinero inconscientemente.

«El dinero es malo porque me hace sufrir.» «El dinero es sucio porque corrompe a las buenas personas.» «El dinero es la raíz de todos los males.» «No hay suficiente dinero para todos en el mundo.» «El dinero no es espiritual.» «Si tengo dinero me odiarán o envidiarán.»

Todas estas, son ideas que está arraigadas en el inconsciente popular. Liberarse de ellas y cultivar nuevas creencias y hábitos sobre el dinero, es la clave para atraer más abundancia a tu vida.

La fuerza de la idea de la escasez

Desde que eramos pequeños nos han inculcado la idea de que no hay suficiente para todos. Nos han dicho que el dinero es escaso. Que es muy difícil de conseguir y que hay que guardarlo porque seguramente vendrán tiempos difíciles.

Vivimos con la sensación constante de que el dinero se acaba pronto y de que no llegará para cubrir nuestras necesidades básicas.

Todo esto genera una fuerte ansiedad alrededor del dinero en nuestra vida y nos cuesta mucho deshacernos de estas ideas puesto que están profundamente arraigadas en nuestro subconsciente.

Esta ansiedad y estrés con la que te relacionas con el dinero impregna todas tus acciones y te hace sentir impotente a la hora de generar abundancia y prosperidad en tu vida. Sencillamente tu mente no cree que sea posible. No puedes ver las oportunidades que tienes delante.

Las personas que son capaces de ver las oportunidades y sentir que otra manera de relacionarse con el dinero es posible, son las que generan vidas abundante para ellos mismo y para los demás.

La falta de educación sobre el dinero

Nadie te habló de como manejar tu dinero. Solamente te dijeron que tuvieras cuidado porque es fácil que se acabe, ya que es muy escaso.

Nadie te enseñó como puedes producir dinero. Y no te estoy hablando de un trabajo. Te estoy hablando de comprender el funcionamiento del dinero en si mismo. Da igual la labor que estés haciendo. Lo que importa es cual es la relación que tienes con el dinero y como lo manejas.

El flujo del dinero o como Cultivar el dinero

Probablemente crees que la única manera de tener dinero es guardando el dinero. Pero esto no lo multiplica sino que lo estanca.

¿Te suena la frase «el dinero llama al dinero»? Esto es porque el dinero es una energía que se se puede cultivar. Igual que cuando siembras tomates, la cosecha te proveerá de más semillas para la siguiente cosecha, con el dinero pasa lo mismo.

No todo el dinero que sale de tu bolsillo es un gasto. Hay otro concepto y se llama «Inversión».

El dinero se puede invertir para producir más dinero. Y de hecho, esta es una de las claves más importantes que tienes que comprender para aprender a producir dinero.

La emoción que sientes es la que estás proyectando

Fíjate bien en como te sientes cada vez que el dinero pasa por tus manos. Ya sea que estés pagando o ya sea que estés cobrando, hay allí una emoción en ese momento.

Como toda creencia o idea inconsciente la única manera de liberarte de ella es observándola. Ser consciente es «darse cuenta». En el momento en el que te des cuenta como un pensamiento-emoción inconsciente está afectándote en tu vida, dejará de tener efecto sobre ti.

Como, probablemente la emoción que sientes con el dinero es incomoda, la primera reacción será tratar de evitar esa emoción a toda costa. Al evitarla continuará haciendo de las suyas en tu inconsciente.

Por lo tanto, el primer paso es confrontar eso que sientes y mirarlo directamente a los ojos. 

¿Que hay detrás de tu relación con el dinero?

Comienza a observarlo y te aseguro que tu vida económica se va a transformar radicalmente.

11 Compartir

 

Espera, No te vayas todavía…

Evidentemente, estos son solo algunos puntos a tener en cuenta pero ya se por experiencia que leerlos es mucho más fácil que llevarlos a cabo. Y también se que solo leerlos sirve poco. Por eso he creado un plan en el que desarrollo todo esto a medida y de forma personalizada, para ayudarte a que lo consigas y que no tengas que pasar por todo lo mismo que yo he pasado.

Si sientes que eres un emprendedor en potencia y que tienes mucho para ofrecer al mundo deja que te ayude a lograrlo.

Entra a conocer mi Método Nirvana Marketing. Solo para emprendedores que van a por todas.

ACERCA DEL AUTOR DE ESTA ENTRADA:

Hugo Lega es el creador y director de Marketing Consciente donde ayuda a empresas y profesionales a impulsar sus proyectos y negocios desde el corazón a través de estrategias, técnicas y herramientas de eficacia probada basadas en su experiencia y en los resultados de cientos de clientes que ya las están aplicando en su vida y en sus negocios.

Las 3 Claves Secretas pero Evidentes para Atraer Abundancia

Las 3 Claves Secretas pero Evidentes para Atraer Abundancia

Las 3 Claves Secretas pero Evidentes para Atraer Abundancia

En mi proceso de vida he vivido todos los extremos en mi relación con el dinero. Pasé de tenerlo todo y no comprenderlo; a no tener nada y no comprenderlo. Y de no tener nada a tener todo lo que necesito pero de manera consciente esta vez.

En un determinado momento de mi existencia, decidí renunciar a todas mis posesiones materiales y comencé a vivir prácticamente sin nada. Aunque no te lo creas, cocinaba con fuego vivo, me lavaba en una alberca de agua helada y comía de lo que me daba un pequeño huerto y de algunas cosas que aprendí a recoger del bosque. Todas mis posesiones cabían en una pequeña mochila.

De niño había tenido suficiente abundancia como para no tener que preocuparme nunca por ello. Pero en un momento eso cambió. A los 12 años pasé de tenerlo todo a no poder pagar ni la luz ni el agua. De todas las casas nos echaban porque no podíamos pagar el alquiler. Probablemente viví en 10 pisos diferentes en menos de cinco años. Nunca había dinero para nada y el que había lo teníamos que pedir. Aprendí a odiar el dinero porque no lo tenía y me causaba sufrimiento. Así que me convencí a mi mismo que lo mejor era renunciar a él como venganza a lo mal que me había tratado.

Por eso siendo aún adolescente, 20 años tenía, me revelé contra el dinero y comencé a vivir como un nómada-hippie prescindiendo de todas las comodidades de la sociedad.

Pero después de 7 años viviendo así en la más profunda escasez, un nuevo pensamiento se encendió en mi mente. «Estaría bien contar con algunas comodidades. estaría bien tener dinero.»

Pero mi relación con el dinero ya estaba destruida. Ni lo conocía, ni lo respetaba, ni sabía como conseguirlo ni por supuesto administrarlo.

En este artículo te voy a desvelar las claves (que no nos cuentan) que he descubierto a lo largo de más de 10 años para sanar mi relación con el dinero y generar abundancia consciente en mi vida.

Clave 1: Bendice el dinero en todo momento

Para empezar a comprender esto tienes que observar como te sientes cada vez que interactúas con el dinero. Porque la emoción predominante que tienes en tu relación con el dinero, es la que está creando tu realidad con el dinero.

Porque ¿qué necesitas para mantener cualquier relación en tu vida? Necesitas amarla.

Por eso necesitas aprender a amar el dinero. Su energía. Y con esto no me refiero a ser codicioso con él. Sino a cuidarlo, a protegerlo, a valorarlo, a agradecerlo.

Cada vez que recibas dinero o entregues dinero, estate atento a como te sientes.

Porque, por lo general, estamos generando emociones negativas respecto al dinero. Ya sea por que no lo tenemos y eso nos causa sufrimiento o porque deseamos más y eso nos causa sufrimiento.

Tienes que comenzar tu relación de amor con el dinero. Y eso implica observar lo que tiene para reflejarte y aprender de él como lo harías en cualquier relación de amor.

Clave 2: Deja de tener miedo a la escasez

El miedo a la escasez parece ser un mecanismo natural de la mente que se encuentra en modo supervivencia. El miedo a que me falte lo básico me pone en marcha para conseguir aquello que requiero para mi sustento.

Pero esto se trata de eso, de supervivencia.

Y la abundancia es algo muy diferente.

La abundancia es tener la seguridad de que nada te falta en este momento.

Pero normalmente no actúas como si tuvieras la seguridad que que no te va a faltar, sino que actúas desde el miedo a si tendrás suficiente para las facturas del próximo mes. ¿No es verdad?

Y ¿qué ocurre cuando constantemente te accionas desde el miedo? ¿Has observado esto?

Cuando tus acciones surgen desde le miedo no puedes generar abundancia. No por algo esotérico, sino porque tu mente no está en las condiciones adecuadas para crear prosperidad, solo de sobrevivir. Porque sientes miedo cuando te sientes amenazado. ¿Y cómo actúa una persona que se siente amenazada?

Clave 3: Siéntete abundante Ahora

Cuando tienes miedo solamente puedes ver lo que te falta. No puedes ver lo que ya tienes.

El que ve lo que le falta, se siente carente. El que que ve lo que ya tiene, se siente abundante.

Y agradecido.

Solo te puedes sentir agradecido si sientes la abundancia. Y solo puedes sentir la abundancia si te sientes agradecido.

Durante mucho tiempo he estado haciendo un ejercicio muy sencillo.

Cuando vas al supermercado, obsérvate buscando los precios más baratos y observa como te hace sentir eso. Mira como estás renunciando a lo que verdaderamente quieres por el pensamiento de «No me lo puedo permitir.»

Haz las cuentas de cuanto dinero te ahorras cada mes haciendo esto. Verás que es muy poco. Y sin embargo, esta actitud, perpetúa el pensamiento de que nunca tienes dinero para lo que quieres.

Con esto no quiero decir que derroches tu dinero. Ni mucho menos. El dinero hay que cuidarlo. Pero intenta en todo momento actuar como si ya tuvieras todo el dinero que necesitas para vivir exactamente como quieres.

Si alguna vez quieres ahorrar que no se a través del pensamiento de «no me lo puedo permitir» sino a través del pensamiento de «me lo puedo permitir pero quiero cuidar de mi dinero.»

Esta nueva actitud va a liberar tus creencias inconscientes poco a poco y comenzarás a sentirte abundante, capaz y con los recursos necesarios para vivir la vida que deseas.

Si comienzas a sentirte abundante, vas a empezar a pensar como piensa una persona abundante. Y eso va a cambiar tus acciones. Va a cambiar tu visión de las cosas.

Y sobre todo va a cambiar lo que tu mente cree que es posible y lo que no.

Si tienes personas cerca a las que crees que este artículo les puede motivar a generar abundancia para sus vidas y ser libres, haz algo increíble y compártelo.

Espera, No te vayas todavía…

Evidentemente, estos son solo algunos puntos a tener en cuenta pero ya se por experiencia que leerlos es mucho más fácil que llevarlos a cabo. Y también se que solo leerlos sirve poco. Por eso he creado un plan en el que desarrollo todo esto a medida y de forma personalizada, para ayudarte a que lo consigas y que no tengas que pasar por todo lo mismo que yo he pasado.

Si sientes que eres un emprendedor en potencia y que tienes mucho para ofrecer al mundo deja que te ayude a lograrlo.

Entra a conocer mi Método Nirvana Marketing. Solo para emprendedores que van a por todas.

ACERCA DEL AUTOR DE ESTA ENTRADA:

Hugo Lega es el creador y director de Marketing Consciente donde ayuda a empresas y profesionales a impulsar sus proyectos y negocios desde el corazón a través de estrategias, técnicas y herramientas de eficacia probada basadas en su experiencia y en los resultados de cientos de clientes que ya las están aplicando en su vida y en sus negocios.

Cómo pasé de ser un empleado a ser un emprendedor

Cómo pasé de ser un empleado a ser un emprendedor

Cómo pasé de ser un empleado a ser un emprendedor

Si hace 10 años me hubieran dicho que iba a estar viviendo lo que ahora mismo vivo, jamás lo hubiera creído. Esa parte de mi mente que está ahora dedicada a la pasión por emprender, en ese momento estaba completamente a oscuras. Sencillamente el emprendedor interno no existía para mí. No cabía esa posibilidad en mi vida.

Pero algo cambió. Una pequeñisima luz se encendió dentro de mí. Un solo pensamiento de posibilidad comenzó a transformar mi vida para siempre.

El propósito de este artículo es compartir contigo lo que, en estos últimos diez años, he descubierto acerca de lo que hace que una persona pase de ser un empleado a ser un emprendedor y cuales son las claves principales que le conducirán al éxito o no.

Cuando nace el emprendedor

Muchos factores se tuvieron que desarrollar hasta que se produjo la primera decisión importante en este camino infinito que es emprender. Y te aseguro que además en ese momento no estaba carente de miedo.

¿Cual fue esa primera decisión? No volver a trabajar para nadie más que no fuera yo mismo.

Voy a intentar resumirte en 3 puntos las condiciones que se fueron activando en mí y que siento que son necesarias que se activen en cualquier persona para que el emprendedor nazca.

  1. El anhelo de la libertad laboral, creativa y económica.
  2. El descubrimiento de los propios talentos y dones.
  3. La mínima confianza decente de creer que es posible.

Realmente estos 3 puntos están unidos. En mi caso explotaron a la vez y me llevaron a una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida.

La busqueda de la libertad

Prácticamente cualquier ser humano que inicie un camino de crecimiento personal, llega a un momento de su vida en el que se da cuenta de la prisión laboral en la que vivimos.

Trabajar en algo que detestas 8 o 10 al día, esperando que lleguen las próximas vacaciones, para cobrar un sueldo con el que apenas puedes cubrir tus gastos básicos. ¿Es eso lo que me espera? ¿Es eso en lo que estoy empleando el 40% de mi tiempo de vida?

Estas preguntas llegan tarde o temprano. Puede que las pases por alto en pos de un pseudo-comodidad o puede que las escuches.

¿Será posible alcanzar algo más? ¿Crear un estilo de vida que realmente me satisfaga? ¿Que quiero yo realmente?

Estás preguntas pueden ser un punto de inflexión y tienen el potencial de cambiar una vida para siempre.

Entonces… ¿Qué puedo hacer yo?

Nos han enseñado que el valor laboral proviene de aprender un oficio, una profesión. Estudiar de 5 a 10 años para después dedicarnos de por vida a algo que, en el momento de elegirlo, ni siquiera podemos estar seguros de que sea lo que queremos realmente.

Pero no nos enseñan a que miremos cuales son nuestros talentos naturales. Aquello que hacemos sin ningún esfuerzo. Eso que nos nace en cada conversación o en cada momento de soledad de manera espontanea. «Eso no te dará de comer», te dicen.

El 85% de los emprendedores de éxito no estudiaron. Simplemente siguieron su pasión con constancia y empeño. No se trata tanto de lo que has aprendido sino de lo que ya traes de serie.

Algunos son buenos comunicadores. Otros son buenos ayudando a los demás. Otros son grandes mentes creativas. Otros simplemente son apasionados.

Escribe 10 adjetivos positivos que te definan y ahí delante tendrás en lo que eres verdaderamente bueno. Aquello que tienes para dar de forma natural al mundo. Convierte tus cualidades innatas en tu misión de vida.

Cualquier cosa que hagas estará lleno de eso. Estará lleno de ti.

Así que no se trata de encontrar una profesión sino de encontrar una pasión.

Creer en ello, creer en ti

Desarrollar la mínima confianza es lo único que necesitas para dar el primer paso, aunque sea a ciegas. Ver por un momento que la posibilidad existe, puede ser una chispa que avive un fuego imparable.

A veces la propia vida te lleva a darte cuenta de que puedes hacerlo. Otras tendrás que desarrollar esta mínima confianza por ti mismo. A veces la confianza viene después del primer o segundo paso.

Esto me lleva a la segunda fase. Cuando la decisión de no volver a trabajar para nadie que no seas tu mismo está tomada. ¿Y ahora qué?

El cambio de mentalidad de empleado a emprendedor

Cuando ya no tienes la seguridad de un sueldo fijo todos los meses, comienza a salir a la superficie todo aquello que has estado intentando ocultarte a ti mismo.

La inseguridad, la falta de autoestima, el miedo a no ser capaz, el miedo a no poder valerte por ti mismo, el miedo a la carencia económica, la sensación de invalidez o de no tener nada valioso que ofrecer al mundo.

Ahora estas solo/a. Ahora solamente dependes de tus propios medios para sobrevivir y crear una buena vida para ti y los tuyos.

A esto se le llama libertad. Y si, puede dar mucho miedo al principio.

Ahora ya no tienes a nadie que te diga lo que tienes que hacer. Tienes que averiguarlo por ti mismo y aprender a ejecutarlo. Ahora nada te obliga a cumplir un horario sino que tendrás que aprender a disciplinarte y organizarte tu mismo. A ser constante. A vivir en la incertidumbre. A lidiar con tus propias dificultades. Ya nadie las va a resolver por ti. Nadie te pagará la seguridad social. Nadie decidirá tus próximas vacaciones ni cuanto cobrarás en tu jubilación.

Probablemente trabajarás más que nunca en tu vida y al principio con muy pocos resultados. Pero estarás creciendo. Estarás avanzando. Estarás creando tu propia vida.

Te voy a dar las 3 claves que tras 6 años creando mis propias empresas y ayudando a cientos de clientes a crear las suyas, he descubierto que todo emprendedor necesita para tener éxito. Y aún así, el éxito nunca está 100% asegurado porque depende de infinitos factores.

Clave 1: El compromiso y la constancia

Si no puedes desarrollar esta cualidad, mejor ni lo intentes. Porque las dificultades van a surgir, y muchas.

Aprender a organizarte, cumplir horarios y objetivos, ser constante cada día de tu vida.

Esta es la diferencia nº 1 que he observado en estos años. Esta es la pregunta que más veces me he hecho. ¿Por qué algunos clientes tienen éxito y otros no? He visto incluso personas más formadas y con más talento fracasando en sus negocios por una carencia de esta cualidad fundamental. He visto personas con menos talento pero con mucho compromiso triunfando estrepitosamente en sus proyectos.

La capacidad de seguir adelante. De no dejar de intentarlo, es fundamental en el mundo de los negocios. Cuando te equivoques, aprende y sigue adelante. Porque te vas a equivocar muchas veces.

Y eso es bueno, porque eso significa que lo estás intentando.

Clave 2: La mente analítica, creativa y resolutiva

Para emprender necesitas ser un ejecutor, un artista y un científico a la vez.

Tienes que aprender la capacidad de observación. Qué está pasando y como puedes mejorarlo. Medir resultados, plantear objetivos y buscar la manera de cumplirlos. Analizar constantemente tu negocio para buscar la manera de que funcione.

Tienes que volverte creativo en tus productos y buscar las formulas que te hagan marcar la diferencia. Que hagan que tus productos destaquen entre la mayoría.

Y por último tienes que convertirte en un solucionador de problemas. De los tuyos propios y de los demás. Piensa en soluciones. Siempre.

Clave 3: La capacidad de escuchar lo que tu negocio tiene que decirte acerca de ti mismo

Casi diría que esto es lo más importante. Porque tu negocio te habla. De ti mismo. Tu negocio va a poner delante de ti todas tus dificultades personales, todas tus barreras mentales, todas tus creencias limitantes. Y tienes que tener la capacidad de escucharlas y atenderlas.

Tu negocio va a reflejar lo que tú crees posible y lo que no.

La predisposición a crecer junto con tu proyecto, la apertura para cambiar, para transformarte a ti mismo es esencial en un negocio próspero. Si no estás dispuesto a cambiar, abandona ahora mismo. Porque incluso aunque tu negocio tuviera éxito, no serías feliz.

Las herramientas de marketing y desarrollo personal que yo he usado

Cuando tomé la decisión de volver a trabajar para otros, no tenía ni la más remota idea de lo que iba a hacer. Al mes y medio me habían echado de mi casa porque no podía pagarla y tenía un montón de deudas básicas de luz, agua y algunos prestamos que había pedido a amigos para sobrevivir. Perdí a la que por entonces era mi pareja. Tuve que pedir refugio y dormir en un colchón en casa de alguien que se dignó a acogerme. 

Las únicas herramientas que tenía eran un ordenador viejo que funcionaba a pedales y todo el potencial que apenas empezaba a reconocer.

El primer encargo que me hizo un cliente ni siquiera sabía como iba a llevarlo cabo. Pero acepté y cobré. Después busqué la manera. Y lo hice. Esa fue la primera vez que me pagaron por un trabajo propio.

¿Y sabes que aprendí? Que era posible.

La meditación, herramienta imprescindible

Cuando di el salto hacia el emprendedor, mi mente estaba tan caótica y tenía tanto miedo que si no hubiera contado con la meditación y la contemplación, no podría haber hecho el proceso necesario para llegar hasta donde estoy ahora mismo.

La meditación abre un espacio en medio del caos. Te enseña a discernir entre el pensamiento automático inconsciente y la mente creativa que surge del momento presente. Te ayuda, poco a poco, a darte cuenta de todo el saboteo mental automático que te estás haciendo a ti mismo y a salir de él.

Sin espacios en los que airear y relajar tu mente, la presión acabará contigo y con tu negocio.

Internet, mi gran aliado

Es curioso que en la época en la que se suponía que debía decidir mi futuro, la herramienta principal de todos mis negocios ni siquiera existía. 

¿Donde está la gente hoy en día? en internet. ¿Donde debe estar tu negocio? en internet.

Internet es la mayor oportunidad de negocio que se ha abierto para todos en toda la historia de la humanidad. Ahora ya no hace falta una familia con contactos o una posición privilegiada. Ahora con un ordenador, una conexión wifi y muchas ganas, cualquiera puede iniciar un proyecto.

Ahora con un par de clicks y una buena imaginación puedes llegar a miles contactos en un segundo.

El poder de las redes sociales

El poder de las agrupaciones de personas con los mismos intereses en un mismo lugar y al alcance de la mano. El tremendo alcance de lo compartido. La facilidad del acceso a la información desde cualquier lugar del mundo. El espacio para que cualquiera se exprese y muestre su punto de vista o su estilo de vida. Esto está cambiando el mundo. Y lo que queda por venir.

Los negocios están cambiando. Y tú debes adaptarte a este cambio si quieres que tu negocio prospere.

Para lo que antes necesitabas un grupo de comerciales repartidos por toda España, un montón de nominas por pagar y un espacio de tiempo considerable, ahora lo puedes hacer a través de Facebook Marketing con una inversión mínima en comparación.

La posibilidad de crear un anuncio que llegue a un público segmentado al milimetro y medir sus acciones para personalizar la publicidad en cada momento y en cada caso, es algo que creo que tienes que empezar a valorar seriamente.

La creación de una comunidad de miles de fieles seguidores interesados en tus temáticas a los que aportarles valor es una de las claves del éxito hoy en día.

La capacidad de comunicación en este momento social en el que vivimos es algo que no tiene precedente histórico. Y tienes que aprovecharlo.

Contactos, contactos, contactos…

Otra de las claves importantes que ha hecho que mis negocios funcionaran, es la captación de emails de personas interesadas en mis temáticas con las que comunicarme de forma asidua y a las que ofrecerles productos y servicios de valor para sus vidas.

La creación de una base de datos propia de personas a las que venderles mis productos y servicios.

Y esto me lleva a la siguiente herramienta y quizás uno de las más importantes: Aprende a vender.

Haz las paces con tu comercial interior

¿Cuando mi negocio dio un giro de 180 grados? Cuando empecé a vender.

Yo siempre fui comercial. Trabajé vendiendo productos y servicios para empresas que no me interesaban lo más mínimo. Y era muy bueno haciéndolo. Pero estaba quemado. Me sentía un estafador. Porque realmente no creía en lo que vendía.

Cuando comencé mis propios proyectos, odiaba vender. Se habían generado una serie de ideas y creencias en mi mente al respecto de lo que significaba la labor comercial.

Pero cuando uno está apasionado y cree firmemente en lo que hace no puede evitar venderlo. Porque vender es comunicar una idea con el propósito de ayudar a otro/os. es una transacción. Yo te ayudo, tu me ayudas. Y eso lo cambia todo. Porque hay algo real en ello. Un ganar ganar para ambas partes. Y eso es esencial. Que los dos ganen.

Deshazte de tus creencias negativas acerca de la venta porque lo vas a necesitar. Sin venta, no hay negocio.

Que quien te busque, te encuentre, SEO

Posicionamiento. Para posicionarte necesitas conocer en donde. Necesitas conocer quienes te están buscando y cómo lo está haciendo.

A esto en internet se le llama SEO. Y se trabaja. Pero la parte técnica no es la más importante aunque si necesaria. Lo imprescindible es que tengas muy definido quien es tu público y que tienes para ofrecerles.

De esta manera podrás dirigirte a ellos con fuerza y en su propio lenguaje.

Si te comunicas de forma veraz y consistente, acabarás llegando a ellos y confiarán en ti.

Luego podrás ocuparte de la parte técnica para hacer que los robots de los buscadores también te encuentren.

Conclusiones finales

Todo esto es, de forma muy resumida, todo lo que he dio aprendiendo en estos años de apasionante camino como emprendedor. Tienes que saber que emprender es un camino largo, probablemente para toda la vida. Porque precisamente no se trata solo de emprender un negocio sino de emprender una vida.

Pero una vida en libertad. Un vida apasionante. Dando lo mejor de ti mismo al mundo. Conquistando tus propias dificultades. Evolucionando y creciendo. Aprendiendo cada día a ser mejor persona.

Te dejo como resumen las frases que me parecen más importantes para recordar.

  • Deja de esperar a que te digan lo que tienes que hacer y empieza a hacer lo que sabes que tienes que hacer.
  • Asume el riesgo, la inestabilidad y la inseguridad.
  • El que espera a que sea perfecto, espera toda la vida.
  • Da un paso, el que sea, pero da un paso.
  • Empieza a dar lo que tienes para dar ahora, no tienes que aprender nada, ya tienes todo lo que necesitas para emprender.
  • Fórmate sobre la marcha. Adquiere conocimientos sobre tu sector y evoluciona.
  • Escucha lo que tu negocio tiene que decirte acerca de ti mismo.

Si tienes personas cerca a las que crees que este artículo les puede motivar a emprender y ser libres, haz algo increíble y compártelo.

Espera, No te vayas todavía…

Evidentemente, estos son solo algunos puntos a tener en cuenta pero ya se por experiencia que leerlos es mucho más fácil que llevarlos a cabo. Y también se que solo leerlos sirve poco. Por eso he creado un plan en el que desarrollo todo esto a medida y de forma personalizada, para ayudarte a que lo consigas y que no tengas que pasar por todo lo mismo que yo he pasado.

Si sientes que eres un emprendedor en potencia y que tienes mucho para ofrecer al mundo deja que te ayude a lograrlo.

Entra a conocer mi Método Nirvana Marketing. Solo para emprendedores que van a por todas.

ACERCA DEL AUTOR DE ESTA ENTRADA:

Hugo Lega es el creador y director de Marketing Consciente donde ayuda a empresas y profesionales a impulsar sus proyectos y negocios desde el corazón a través de estrategias, técnicas y herramientas de eficacia probada basadas en su experiencia y en los resultados de cientos de clientes que ya las están aplicando en su vida y en sus negocios.

Las 5 razones por las que tu web no genera clientes

Las 5 razones por las que tu web no genera clientes

Las 5 razones por las que tu web no genera clientes

Llevo muchos años hablando con clientes que me cuentan que su web no genera ventas. Nada más verlas se sabe el porqué.

Hay diferentes motivos por los cuales una web no consigue clientes. Evidentemente no podemos verlas todas en un solo post. Pero voy a intentar resumir las que, a través de años viendo y haciendo páginas web, me parecen las más importantes y las primeras que hay que trabajar.

Vamos a hablar solo a nivel de contenidos web, es decir de conversión. De cómo conseguir tráfico o visitas hablaremos en otro post.

1. Tu objetivo no está claro

Lo primero que tienes que definir con claridad para que tu web atraiga clientes potenciales, es el objetivo que quieres lograr a través de ella.

Es muy importante que tengas claro a donde quieres que se dirijan tus clientes cuando entran en tu web.

¿Que es lo que quieres conseguir con tu web?

Me encuentro con muchos clientes, suficientes como para saber que sucede a menudo, que quieren venderlo todo. Transforman su web en un bazar en el que el usuario se siente perdido y no sabe cual es el camino que tiene que seguir.

Menos es más

Intenta definir con claridad tus productos. Un solo producto pero bien trabajado es mucho mejor que muchos productos sin optimizar.

No intentes venderlo todo. Lleva a tu cliente al producto principal que quieres que conozca.

Conviértete en un especialista

Por ejemplo, en el mundo del crecimiento personal es muy común que haya profesionales que ofrecen muchos servicios, demasiados. Sesiones de PNL, masajes, constelaciones familiares, retiros, coaching, tarot incluso. Todo mezclado.

Eso genera muchas desconfianza en tu cliente, pues siente que es imposible que seas bueno en tanta variedad de servicios. Si alguien necesita un masaje, buscará un especialista en masaje. Si alguien quiere sesiones de coaching buscará un profesional del coaching.

Esta variedad de servicios también afecta al posicionamiento de tu web en google. Pero de eso hablaremos más adelante.

Deja claro cual es problema que ayudas a solucionar

Todo producto o servicio que compras en esta sociedad lo haces movido por un dolor, un deseo o una necesidad.

Quien entra en tu web esta buscando solución a alguna de estas tres cosas. Por eso deja claro lo antes posible como le puedes ayudar.

2. No hay llamada a la acción

Una vez hayas planteado tu objetivo principal tienes que trazar un camino.

Tienes que indicarle a tu cliente potencial con claridad cuales son las acciones que tiene que efectuar para acceder a tu producto.

Este camino se traza a través de las llamadas a la acción. La llamada a la acción se trata de indicarle al cliente de forma asertiva, imperativa o atractiva que paso tiene que dar.

Si no se lo dices con claridad créeme que entonces hay muchas menos posibilidades de que lo de.

Define tus llamadas a la acción

He llegado a ver casos de personas que me comentaban que nadie les llamaba para contratarles desde su web y al revisarla darme cuenta de que ni siquiera tenían una forma de contacto al final de sus productos o servicios.

Si no le dices a la persona que es lo que tiene que hacer para adquirir tu producto, no lo hará.

En cada sección de tu web tiene que haber una o más llamadas a la acción dependiendo de a donde le quieras llevar.

Ten en cuenta que hay personas que llegan a tu web teniendo mucha claridad de lo que necesitan, pero hay otras que necesitan más explicaciones y tiempo para tomar una decisión. Por eso es conveniente que haya llamadas a la acción distribuidas estratégicamente en todos tus productos.

Por lo general, en las llamadas a la acción, aunque depende del producto, suelen funcionar mejor formulas más coloquiales que más serias y comerciales.

Intenta ser directo y sencillo.

3. El Diseño no genera confianza

Esto es fácil de observar por ti mismo. Visita unas cuantas webs y analiza el porqué unas te parecen atractivas y te generan confianza y otras no.

El estado de tu web va a reflejar el estado de tu profesionalidad y tu producto. No hace falta un super-diseño pero si un diseño bien cuidado y limpio.

Por supuesto es imprescindible hoy en día que tu contenido esté perfectamente optimizado para móviles.

Actualmente el 70% de las conexiones a internet se hacen a través de un dispositivo móvil.

Una web desordenada le dirá a tu cliente que eres desordenado. Una web descuidada le dirá que eres descuidado. Y nadie quiere contratar a una persona desordenada o descuidada.

Otra vez, menos es más

Intenta no abarrotar tu web con contenidos. Mantén el diseño limpio y con espacio. eso dará una sensación de calma y confianza.

Cuida de que el menú de tu web contenga pocos elementos para que al usuario le sea sencillo encontrar lo que busca. Si en 20 segundos no lo ha encontrado se irá a otra web a buscarlo.

Dale formato a tus contenidos para destacar lo que es más importante. El diseño es tanto para crear belleza como para facilitar la comprensión de tus contenidos a tus clientes.

Lo sencillo siempre triunfa

Evidentemente no todos los productos son iguales ni necesitan del mismo diseño. Pero por lo general un diseño sencillo y directo hará más fácil que tus clientes compren tus productos y servicios.

Si no sabes diseñar mejor acude a un especialista que te ayude. Te ahorrarás mucho tiempo, dinero energía y disgustos.

4. No tienes un sistema de retención

La mayoría de las personas necesitamos varios impactos de un producto antes de decidirnos a comprarlo. Lo más probable es que no te lo compren a la primera.

Pero si alguien llega a tu web no le convences y se marcha, es probable que le hayas perdido para siempre.

Dicen las estadísticas que una persona pasa de media de 20 a 30 segundos en una web. Si en ese tiempo no has provocado que de un paso más se marchará y probablemente no vuelvas a verle por allí.

Por eso es imprescindibles que implementes técnicas que mantengan el contacto con tu cliente.

Hay diferentes maneras en las que puedes retener el contacto con un cliente potencial. Probablemente si estás empezando con tu negocio las técnicas más avanzadas te resulten de momento un poco abrumadoras. Pero te voy a contar la más sencilla que existe.

Formularios de suscripción

De hecho este debería convertirse en tu objetivo número uno con tu página web. Retener la información de contacto de tu cliente potencial. Pero ¿por qué una persona debería dejarte su email para que le bombardees con información?

En primer lugar debe existir la promesa de que toda la información que va a recibir va a ser de su máximo interés y calidad. En segundo lugar debe recibir algo a cambio.

Lead magnet

El lead magnet o imán de contactos es un producto gratuito que creamos a propósito para generar suscripciones a nuestra lista de emails. Este producto debe ser algo que el cliente pueda consumir inmediatamente y que se pueda enviar por email. También deber estar diseñado para generar un interés previo en tus producto más grandes y que al mismo tiempo le aporte suficiente valor como para que merezca la pena el precio que ha pagado: su email.

El lead magnet va a tener 3 efectos principalmente:

1. La retención del contacto de tu cliente. Podrás estar en contacto con él por email para enviarle diferentes propuestas e información de valor.

2. La relación con tu cliente cambia. Ya que ha habido una primera transacción comercial. Y será más fácil que te compre otro producto a partir de ahora.

3. Generas confianza y acercamiento. Si el producto que has creado es bueno y le aporta valor a tu cliente, eso le va a generar confianza en tu trabajo y probablemente se abra a adquirir alguno de tus producto o servicios premium.

5. No trabajas bien tus contenidos de producto

Imagínate, tu página web debe de cumplir la función que cumple una persona vendiendo presencialmente. Vender en internet no es fácil. Tienes que convencer a tu cliente a través de unas lineas de texto e imágenes de que compre tu producto. ¿Cómo vas a hacer esto?

Tienes que hacerle saber que tu producto le puede ayudar a solucionar su caso de forma completamente eficaz, tienes que ser capaz de generar suficiente confianza y tienes que poder resolver todas las dudas que surjan en su mente y que le impidan dar el paso de comprar.

Por eso tienes que estructurar una buena páginas de ventas. No será suficiente con darle la información relativa a tu producto; tienes que convencerle.

Para crear una carta de ventas eficaz tienes que tener en cuenta 6 puntos clave:

1. Saber exactamente a quien está dirigido tu producto. Tienes que hablarle a tu cliente tipo. Hablar en su lenguaje. Hacerle saber que conoces sus problemas, que sabes donde ese encuentra en este momento.

2. Conocer sus puntos de dolor, deseo y necesidad. Como te comentaba anteriormente, todo producto que compras lo haces basándote en algunos de estos puntos. Para que tu cliente compre tu producto debes hacerle saber que vas a cubrir sus necesidades en relación a esto.

3. Explicar bien los beneficios. Explicar los beneficios no es solo nombrarlos sino detallar el porqué se va a producir esos beneficios y como se vana expresar en la vida de tu cliente.

4. Testimonios. El testimonio hace que tu producto sea real. Pone en la mente de tu cliente la imagen de alguien que ya obtuvo beneficios con tu producto. Esto creará identificación y confianza.

5. Preguntas frecuentes. Estas tienen que resolver las principales dudas que se le pueden presentar a tu cliente antes de hacer la compra. Dejarlas resueltas le hará saber a tu cliente que las conoces, que las tienes previstas y que hay una solución para ellas. Para eso deberás conocer bien tu producto y a tu cliente potencial.

6. Llamada a la acción. Si no le dices a tu cliente que lo haga, no lo hará. La llamada a la acción puede ir acompañada de alguna oferta, promoción o gancho comercial que facilite dar el paso hacia la compra.

¿Eras consciente de estos errores? ¿Ya estás aplicando estas formulas en tu web? Comparte tu experiencia en los comentarios.

Y algo más…

Evidentemente, estos son solo algunos puntos a tener en cuenta pero ya se por experiencia que desarrollarlos no es tan sencillo como leerlos. 

Si todavía no tienes una página web pero ya empiezas a comprender que la necesitas o quieres optimizar la tuya y no quieres cometer estos mismos errores, deja que yo me ocupe de todo.

Échale un vistazo a mi plan de diseño web en donde te ofrecemos todo lo que necesitas para crear una web imparable.

ACERCA DEL AUTOR DE ESTA ENTRADA:

Hugo Lega es el creador y director de Marketing Consciente donde ayuda a empresas y profesionales a impulsar sus proyectos y negocios desde el corazón a través de estrategias, técnicas y herramientas de eficacia probada basadas en su experiencia y en los resultados de cientos de clientes que ya las están aplicando en su vida y en sus negocios.

LAS 7 CLAVES PARA UNA VENTA CONSCIENTE Y EXITOSA

LAS 7 CLAVES PARA UNA VENTA CONSCIENTE Y EXITOSA

Las 7 Claves para una venta consciente y exitosa

Cuando hablamos de vender parece que  estuviéramos hablando de hacer un pacto con el mismísimo Belcebú.

Muchos tienen en su mente la palabra “vender “catalogada como algo maldito o como algo interesado y de baja conciencia.

Sobre todo en este mundo del crecimiento personal en el que nos gusta usar frases como: “fluir con el universo”; “lo que tenga que ser será”, “inhalo y exhalo aceptación”  y todo tipo de expresiones como esta, que más que impulsarte, te dejan anclado y paralizado a la hora de impulsar con fuerza lo que tienes para ofrecer al mundo.

Tu producto empieza a ser una realidad solamente cuando se está vendiendo. Si no lo vendes no existe.

Serás como un super-cantante al que solo escuchan su madre y sus vecinos.

Por muchas excusas que te pongas, tú también quieres que tu producto llegue al máximo de personas posibles.

No hay nada más consciente y aterrizado al mismo tiempo, que hacer que tu producto o servicio llegue a cuantos más, mejor.

Si no lo estás haciendo es, o bien porque no sabes cómo hacerlo, o porque tienes miedo.

Eso es todo.

Te voy a dar 7 claves que te van a ayudar a crear una venta redonda y exitosa desde el primer momento.

Ya sea que tu venta sea presencial, online o telefónica; si aplicas estos pasos y sigues sin vender, tendrás que revisar si tu producto está ofreciendo algo que realmente necesita tu cliente.

1. Despoja a la venta de toda intención de venta

Cuando estás tratando de vender algo a una persona, esa energía se siente.

En cuanto el cliente detecte la intención de venta huirá como un conejo.

A nadie nos gusta que traten de vendernos algo. Sin embargo si nos gusta relacionarnos, hablar de nuestro proyecto, de los problemas que estamos teniendo para llevarlo a cabo etc.

Por eso, limpia tu mente y tu intención de toda energía de venta. No trates de vender, sino más bien de establecer una relación con tu cliente.

Además, ya sea que acabes vendiendo, o no, si creas una relación está podrá dar fruto más adelante.

2. Primero escucha

Cuanto más le dejes hablar al principio mejor.

Primero necesitar dejar que se vacíe. Que te cuente acerca de su proyecto, de su momento, de sus problemas.

Cuando se vacíe se creará el espacio para que pueda escucharte con atención.

Además si se siente comprendido confiará en ti y se creará un vinculo que hará mucho más fácil la comunicación.

Por muy bien trabajado que esté tu argumentario, si no creas en el cliente la disposición a escucharte, no tendrás nada que hacer.

Acabarás tu discurso y él no se habrá enterado de nada.

No le llegará tu mensaje.

Si tu venta es online la cosa cambia. Tendrás que crear expectación y despertar su interés. Hablar en su mismo idioma, aludir a sus problemas para después mostrarle las soluciones que tiene a su alcance.

Haz preguntas, Interésate por él.

No hay nada que nos guste más a los seres humanos que se interesen por nosotros, que nos dejen hablar.

3. Establece intimidad con tu cliente

Una venta consciente es una relación cercana que estableces con tu cliente.

Es mucho más fácil vender cuando hay cercanía que cuando hay frialdad.

De hecho cuando hay frialdad y desconfianza la venta es prácticamente imposible.

Interésate verdaderamente por su producto, por su trabajo. Alude a su esfuerzo y a sus logros. Vincula la conversación, también a algún a un tema más personal.

Habla de ti.

Muéstrate humano.

Ponte a su altura.

Identifica su lenguaje y exprésate de manera afín para establecer una mejor comunicación.

Si logras que se relaje, que se ría y que se abra, habrás hecho el 90% del trabajo.

4. Convierte su problema en una solución

Cuando el cliente te habla de sus dificultades para comprar tu producto, en realidad te está dando las claves para vendérselo.

P.Ej.

No tengo dinero: Mi producto te va a hacer ganar dinero.

No tengo tiempo: Mi producto te va a dar más tiempo

Tengo dudas si es lo mejor: Ofrécele garantías y ejemplos de éxito.

Estos, por supuesto, son ejemplos muy simples que tienen que ser adaptados a tu producto y a tu argumentario.

Un producto que funciona, es un producto que aporta soluciones al problema específico que experimenta tu cliente.

5. Todo son beneficios, o casi todo…

Habla consistentemente de los beneficios de tu producto. Pero no solo de los beneficios, sino de cómo estos beneficios van a afectar la vida de tu cliente, a su cotidianidad.

Si no sabes desarrollar cuales son los beneficios de tu producto, no lograrás crear con éxito el interés necesario.

Utiliza esta sencilla formula:

(Beneficio) – Cómo afecta este beneficio en tu vida cotidiana.

No tengas pelos en la lengua, pero se siempre sincero.

La sinceridad se detecta.

La falta de ella también.

Habla con rotundidad de lo que puede afectar a tu cliente, de sus problemas y de las dificultades que pueda estar teniendo para ponerles solución.

Alude al sentimiento, a la emoción.

De esta manera el cliente se sentirá reflejado y le será mucho más fácil entender el valor de tu producto para su día a día.

6. Ama tu producto, valóralo

Si tú no crees en tu producto ¿Quién lo hará?

Tienes que trabajar en un producto o servicio que adores.

No puedes vender algo que ni tú mismo soportes.

Podrás hacerlo un tiempo pero acabarás quemado.

Reconéctate con el valor de tu producto.

¿Qué relación tiene con tu propósito en la vida?

¿Qué problemas soluciona?

¿Qué aporta de valor a los otros?

¿Qué conexión tiene con tus propios valores?

Sea lo que sea lo que estés vendiendo tiene que tener sentido total para ti. Si no, no podrás hacérselo llegar a tu cliente de forma natural y eficaz.

7. Disfruta vendiendo

Ya sea que lo hagas presencialmente, telefónicamente u On Line.

El gozo también se detecta.

Si estás hasta las narices de vender tu producto, energéticamente tu cliente lo va a sentir.

Tienes que trasmitir ligereza, confianza.

No hay nada que venda más que la seguridad y confianza en uno mismo.

Te será muy fácil disfrutar si lo que estás haciendo lo estás haciendo con amor.

Y si no lo estás haciendo con amor, deja de hacerlo.

Vender solamente puede hacerte feliz si está conectado con un propósito profundo. Solamente si está relacionado con lo que sientes que has venido a hacer a este mundo.

Y si esto es así, te aseguro que es literalmente imposible no disfrutar de ello.

ACERCA DEL AUTOR DE ESTA ENTRADA:

Hugo Lega es el creador y director de Marketing Consciente donde ayuda a empresas y profesionales a impulsar sus proyectos y negocios desde el corazón a través de estrategias, técnicas y herramientas de eficacia probada basadas en su experiencia y en los resultados de cientos de clientes que ya las están aplicando en su vida y en sus negocios.

Cómo hacer un Cartel que Venda en 6 Pasos

Cómo hacer un Cartel que Venda en 6 Pasos

CÓMO HACER UN CARTEL QUE VENDA EN 6 PASOS

Poco a poco nos estamos dando cuenta de lo importante que es la imagen cuando se trata de vender un producto o servicio en internet. No solo vale tener un producto muy bueno, sino que necesitamos trasmitir todo el valor que puede aportar a nuestro cliente potencial, y conseguir llamar su atención.

En este post explico brévemente las pautas a seguir para conseguir crear un banner o cartel que reúna las condiciones que necesitamos para facilitar la venta de nuestro producto.

Antes de crear el cartel,  define claramente el contenido y la información que va a difundir. Con el contenido claro, te va a resultar mucho más fácil poner en juego todos los elementos.

1. La tipografía

El tipo de letra que vamos a usar en nuestro cartel tiene que ir en función del producto que vamos a vender. En base al producto o servicio elegiremos una fuente más divertida, o más seria y elegante.

Usaremos un tipo de letra para los títulos y llamadas a la acción, y otro tipo de letra para el contenido. Para los títulos es preferible elegir una tipografía gruesa y llamativa, que destaque. Para el contenido optaremos por un tipo de letra más legible y clara. Es importante no abusar de diferentes tipografías  ya que dificultaríamos la lectura del cartel o banner.

Existen diferentes páginas en donde puedes encontrar y descargar gran variedad de fuentes o tipos de letra.

2. Elige bien la imagen

La imagen va a ser uno de los elementos centrales y más importantes de nuestro diseño. Tenemos que tomarnos el tiempo preciso para elegirla, y elegirla bien.

Vamos a escoger una imagen de calidad, que refleje la esencia de lo que queremos trasmitir. La imagen debe ser de una resolución y un tamaño aceptables. Siempre elegiremos imágenes, a ser posible, que trasmitan una acción o que expresen una emoción.

Como seres humanos que somos lo que más nos llega al corazón son las imágenes emocionales o que trasmiten una emoción positiva o muy emotiva.

Podemos encontrar imágenes libres de derechos en Google o utilizar una propia. También existen varias plataformas en las que podemos comprar o descargar imágenes de todo tipo. En otro post os daré algunas referencias.

3. Usa colores llamativos y que vayan bien con la imagen

Los colores son también muy importantes, y tienen que ir, no solo en combinación con nuestra imagen, sino que debemos adaptarlos al producto que estamos vendiendo.

No es lo mismo vender pañales para bebés, que vender un producto de Marketing. Por ejemplo, el amarillo o el naranja son colores  más optimistas y que llaman la atención. El rojo desata la pasión y la llamada a la acción. Es un color que se puede usar para sorteos, concursos, ofertas, descuentos, etc. Si buscamos trasmitir confianza, el azul es el color más adecuado. El negro se asocia con la elegancia y el lujo.

En definitiva, lo importante es que tengamos en cuenta el color o colores con los que vamos a diseñar en función de la emoción que queremos expresar y trasmitir.

Podemos elegir un color y jugar con el en sus diferentes tonalidades, o bien usar dos colores diferentes que combinen con la imagen elegida y con el propósito del cartel. En este caso, es importante también, no usar demasiados colores para conseguir una mayor armonía y no distraer la atención del cliente potencial.

4. Escoge un buen título o titular

El título es lo primero que va a leer el lector y puede determinar si continúa leyendo, o no. Debe ser atractivo y expresar con claridad el mensaje que queremos trasmitir.

Si el título capta la atención hay muchas más probabilidades de que se interesen por el resto. Dependiendo del producto o servicio que estemos ofreciendo, puede ser más conciso o más creativo. También depende de las vías que vayamos a usar para promocionar nuestro cartel.

No es lo mismo crear un banner para una revista en papel, que para las redes sociales. Es decir, el soporte y el publico que lo va a leer es que lo que tiene que definir el título que vamos a usar.

De igual manera, el título es un aspecto al que merece la pena que le dediquemos tiempo para obtener los mejores resultados de nuestro cartel. También podemos crear dos títulos diferentes en un mismo cartel y testar cual es que mejor funciona.

Probar y experimentar con diferentes opciones es lo que más pistas te va a ir dando de que es lo que mñas funciona para tu tipo de servicio o producto.

5. Expón claramente los beneficios

Una de las cosas más sencillas, pero que más pasamos por alto es exponer con claridad los beneficios que nuestro producto o servicio le va a proporcionar al cliente potencial.

¿Por qué le va a merecer la pena comprarnos? ¿Por qué nos va a elegir a nosotros antes que a cualquier compañero de la competencia?

Tenemos que decirle con exactitud como va a mejorar su vida a través de nuestros servicios, cómo le va a hacer su día día más fácil o que beneficios rotundos va a obtener.

En este caso también vamos a dedicar una publicación al completo para desarrollar este tema de gran importancia. Pero, de momento, empieza a hablar de los beneficios que ofreces. No de lo bueno que es tu producto, sino de como eso va ayudar a tu cliente potencial. Ofrece soluciones.

6. Oferta y llamada a la acción

La llamada a la acción  es el objetivo final de nuestro diseño. Que el cliente tome acción.

Para eso, tenemos que definir muy bien nuestra propuesta, nuestra oferta y el paso, o los pasos que el cliente tiene que dar para hacerse con ella. Hay muchos diferentes tipos de llamadas a la acción que podemos usar y tienen que ser definidos en base al producto, al objetivo que queremos lograr y al tipo de cliente al que nos dirigimos. 

3 pautas básicas para crear llamadas a la acción:

  1. Claridad. Que sea muy clara tu propuesta. Con los pasos a dar bien especificados. Ya sea una llamada de telefóno, una inscripción, el envio de un mail o la compra directa.
  2. Que sea llamativa. Usa un color especial, una tipografía especial o remárcalo de manera especial. Tiene que sobresalir entre todo el resto del diseño.
  3. Que conlleve un beneficio u oferta contundente. Haz un regalo, una oferta o un descuento especial a cambio de la acción.

ACERCA DEL AUTOR DE ESTA ENTRADA:

Hugo Lega es el creador y director de Marketing Consciente donde ayuda a empresas y profesionales a impulsar sus proyectos y negocios desde el corazón a través de estrategias, técnicas y herramientas de eficacia probada basadas en su experiencia y en los resultados de cientos de clientes que ya las están aplicando en su vida y en sus negocios.

Las 10 Claves del Marketing con Corazón

Las 10 Claves del Marketing con Corazón

Las 10 Claves del Marketing con Corazón

Fundamentos Sencillos del Marketing Consciente:

1. Haz lo que mejor sabes hacer. Solamente haciendo lo que te apasiona tendrás la energía para desarrollar tu proyecto.

2. Encuentra la manera en la que te están buscando. Piensa como piensa tu cliente.

3. Que tu producto sea la solución a un problema. Ofrece siempre soluciones.

4. Busca la forma de que tu proyecto te ayude en tu crecimiento personal. Un proyecto que no te hace crecer, tarde o temprano se acaba muriendo.

5. Aprende cada día algo nuevo acerca de tu producto. Fórmate, investiga, aprende.

6. Fíjate un plan de Marketing y un objetivo claro. Cuando sabes hasta donde quieres llegar y lo que necesitas para conseguirlo, todo es mucho más fácil.

7. Cuida de cada cliente como si fuese único. Son ellos los que te van a ir marcando el desarrollo real de tu producto.

8. Marca la diferencia. Busca lo que te hace diferente de tu competencia. Ofrece un valor único con un sabor propio. Algo que solo tu puedas ofrecer.

9. Reserva cada día un tiempo para pensar en cómo mejorar tu negocio y desarrollarlo. Anota todas las mejoras que se te van ocurriendo. Pide sugerencias a tus clientes.

10. Estate presente. Observa lo que ocurre en tu interior y toma acciones coherentes. Al principio es normal tener ciertos miedos. No dejes que te paralicen. Úsalos como motor.

ACERCA DEL AUTOR DE ESTA ENTRADA:

Hugo Lega es el creador y director de Marketing Consciente donde ayuda a empresas y profesionales a impulsar sus proyectos y negocios desde el corazón a través de estrategias, técnicas y herramientas de eficacia probada basadas en su experiencia y en los resultados de cientos de clientes que ya las están aplicando en su vida y en sus negocios.